Casa Museo Duran i Sanpere

La Casa Duran Sanpere de Cervera es un buen ejemplo de hogar burgués catalán de finales del siglo XIX. Cruzar el umbral, pasear por las salas, observar la distribución y disfrutar de los objetos que la visten da mucha información sobre la época, especialmente sobre la decoración de interiores y la producción de objetos de consumo, pero además permite entender aspectos de la vida cotidiana de sus habitantes. La casa es un documento que traslada al visitante en la Cataluña hace más de un siglo y ofrece la posibilidad de imaginar cómo se relacionaban los miembros de la familia entre ellos y con otras personas, así como intuir los valores y las maneras que regían sus acciones diarias.

Un paseo por las salas de recibir, con los grandes salones decorados para mostrarse en sociedad, permiten entender una estirpe, la de los Duran, fuertemente arraigada en la vida política y social de la ciudad. Los espacios más íntimos de la casa, como la capilla particular, y los espacios más funcionales, como el comedor, el despacho y la cocina, hablan de las relaciones familiares y las formas de vida propias de aquel momento y sus transformaciones a lo largo los años en que la casa estuvo habitada.


La casa en femenino



En el marco de la Isagoge 2019, 43a semana cultural de Cervera, el Museo de la ciudad ofrece un recorrido por la Casa Museu Duran i Sanpere a cargo de la especialista Mònica Piera.


La Casa Duran i Sanpere, ha explicado, habitualmente, a partir de sus hombres y, por el contrario, las mujeres han llenado silenciosamente sus espacios y han sido invisibilizadas. A pesar de su potencia intelectual, Herminia Grado y Aymà y Eulalia Duran Grau, han quedado a la sombra de Agustí Duran i Sanpere, su hombre y padre respectivamente. De hecho, Herminia Grado y Aymà reivindica su identidad, independiente de los roles sociales que se le asignan, y rompe con el gris y el mimetismo de las mujeres del siglo XIX, para ocupar un espacio que le pertenece por el solo hecho de existir. Aunque la casa (ahora Casa Museo) es uno de los espacios más relevantes para poder construir una historia de mujeres, nos damos cuenta de que existen ciertas desviaciones en los proyectos de investigación que benefician las identidades de género hegemónicas en detrimento de las minoritarias. Es por ello que proponemos la revisión del inventario de los objetos de la casa para integrar la perspectiva de género en las herramientas de descripción del objeto, así como en el campo de descripción, por no omitir referencias al género. Así pues, proponemos una revisión de los inventarios de la Casa Museo que permita la actualización y, al mismo tiempo, que nos facilite desarrollar nuevos relatos.